El aumento de peso y la obesidad - NutriBold

El aumento de peso y la obesidad

obesidad

El aumento de peso es una de las cuestiones sociales de mayor interés y repercusión de la era moderna. A pesar de tener acceso a las opciones saludables de alimentos, equipo de ejercicio, suplementos alimenticios y dietéticos, así como información sobre la nutrición adecuada, la mayoría de los países de todo el mundo están experimentando un aumento de las tasas de obesidad.

Más allá de esto, la mayoría de nosotros queremos estar en un peso saludable. El deseo de estar delgado está ahí, pero la solución parece imposible. Casi todas las personas que conocemos o bien está a dieta, o ha tratado de hacer dieta en los últimos años.

Muy pocas personas que intentan no recuperar el peso perdido lo consiguen. La pérdida de peso duradera es como un rompecabezas, un rompecabezas mortal y complejo que muy pocos son los que resuelven. Antes de profundizar en el tema de la pérdida de peso, echemos un vistazo a algunas estadísticas.

La pérdida de peso y las dietas en números

  • Los estadounidenses gastan 20 mil millones de dólares al año en dietas para la pérdida de peso, incluyendo libros de dietas, medicamentos e incluso procedimientos quirúrgicos para perder peso.
  • 108 millones de estadounidenses hacen dieta cada año. Cada uno de ellos hará varios intentos cada año para reiniciar sus dietas fallidas.
  • El 85% de las personas que compran productos para perder peso, o gastar dinero en los procedimientos de pérdida de peso son mujeres.
  • 35,75% de los adultos estadounidenses son considerados obesos.
  • 147 mil millones de dólares se gastaron en cuestiones de salud relacionadas con la obesidad en 2008.
  • El 49,5% de los negros no hispanos, 39.1% de los hispanos y el 34,3% de los blancos no hispanos son obesos en Estados Unidos.

A nivel internacional, la Organización Mundial de la Salud predice que el número de adultos con sobrepeso llegará a 2,3 mil millones para el año 2015. Había 1,6 millones de adultos con sobrepeso en 2005. La siguiente es una lista de los países más obesos en el mundo, basado en el porcentaje de la población que tiene más de un 25 de IMC (Indice de Masa Corporal):

Infografía: Mapa mundia de la Obesidad en el mundo

Infografía: Mapa mundia de la Obesidad en el mundo

  • Nauru – 95%
  • Micronesia – 92%
  • Las Islas Cook – 92%
  • Tonga – 92%
  • Niue – 84%
  • Samoa – 83%
  • Palau – 81%
  • Estados Unidos – 79%
  • Kiribati – 77%
  • Dominica – 76%
  • Kuwait – 75%
  • Argentina – 75%
  • México – 73%
  • Australia – 71%
  • Egipto – 70%
  • Grecia – 70%
  • Bielorrusia – 67%
  • Reino Unido – 66%

En Europa el primer país que aparece es Grecia, seguido por Reino Unido y luego Andorra. España, por su parte, se coloca en el puesto número 83 con un 51,8% de obesos en su población.

La epidemia de obesidad. Los que se oponen

Mientras que ciertamente ha habido un aumento de la obesidad a nivel global, existen opiniones divergentes en cuanto a la gravedad de la epidemia de obesidad. Echemos un vistazo a algunos de los argumentos en contra de que disponemos acerca de hasta qué punto la epidemia de la obesidad es un problema en realidad.

La obesidad infantil en Reino Unido. El auge de la obesidad infantil se considera un problema importante en Reino Unido. ¿Qué revelan las estadísticas? De 1995 a 2003, el niño promedio ganó una libra (0,45Kg) de peso corporal. Esta información fue parte de una encuesta de salud de 2004 en Inglaterra.

Vinculación de la obesidad infantil y adulta. El estudio Mil Familias en Reino Unido ha documentado el peso de 1.000 familias de Newcastle desde 1954. Las estadísticas resultantes revelan que 4 de cada 5 adultos obesos no fueron niños obesos. Viendo esto de otra manera, los niños más obesos no llegaron a ser adultos obesos.

Control de los alimentos en los niños y el aumento de peso. Mientras que las estadísticas precisas sobre trastornos de la alimentación infantil son difíciles de conseguir, varios estudios recientes han sugerido una correlación entre el control parental de la ingesta de alimentos de un niño, y un mayor riesgo de obesidad en la edad adulta.

La correlación entre la obesidad infantil y la ingesta de dulces. En uno de los estudios modernos más confusos, la Organización Mundial de la Salud analizó los hábitos alimenticios de 8.904 estudiantes británicos y encontró que los niños con sobrepeso comieron dulces con menos frecuencia. El estudio también reveló que los niños que comen más comida chatarra eran menos propensos a ser obesos. Un estudio realizado en 2004 por Harvard analizaron los hábitos alimentarios de 14.000 niños y llegó a la misma conclusión: no había una correlación directa entre el consumo de alimentos chatarra y la obesidad.

Frutas, verduras y obesidad en los niños. Un estudio realizado en Estados Unidos supervisa las tasas de consumo de frutas y hortalizas de 15.000 niños. Los resultados no revelaron una correlación entre el aumento del consumo de frutas y verduras y el menor peso corporal.

La epidemia de obesidad en Estados Unidos. En 1998, el gobierno cambió la norma para lo que se considera obesidad. El resultado es que 35 millones de personas se convirtieron en obesos al instante de la noche a la mañana. Este cambio en la norma rara vez se menciona, sin embargo, juega un papel importante en la moderna “explosión de la obesidad.”

También hay que señalar que, como pueblo, los estadounidenses son, en promedio, 10 años mayor de lo que eran en 1970. Esto significa que no sólo son los adultos un poco más pesados debido a un aumento natural de peso a medida que envejecemos, pero hay más adultos y un menor número de niños en el grupo demográfico moderno, simplemente porque somos más viejos. Los estadounidenses son 3-5kg más pesados de lo que eran hace una generación, pero también son mayores, y como resultado, 3,8cm más altos. Por cada 2,5cm adicionales de altura, uno puede esperar ganar alrededor de 2,2 kilos de más.

Nuestro aumento en la altura ha añadido cerca de 3,4 kilos a nuestro marco, por lo que en realidad estamos sólo alrededor de 0,2 a 2,2 kilos más de lo que estábamos hace una generación. Ahora añade el hecho de que los estadounidenses son, en promedio, 10 años mayor de lo que eran en 1970, y estas cifras de ganancia comienzan a aparecer más bien normales y predecibles.

Para complicar aún más el tema de la obesidad, la investigación aconseja que un poco de sobrepeso en realidad puede llevar a una vida útil más larga. Según el Diario de la Asociación Médica Americana (JAMA), las personas que tienen un exceso de peso para los estándares de índice de masa corporal (hasta un 29,9 de IMC, pero no obesos con un IMC de 30 o más), pueden llegar a vivir más tiempo que la gente con un IMC normal “sano”.

Se suma a eso la realidad de que el estándar de IMC no tiene en cuenta la salud en general, la composición corporal, y muchos otros factores importantes, y se empieza a entender por qué la norma IMC se considera poco fiable por muchos en la industria de la salud y el fitness.

Al final del día, y dejando todos los debates a un lado, muchos de nosotros todavía caemos en la categoría de “obeso”, y necesitamos bajar de peso. No sólo eso, sabemos que nuestras vidas no son como queremos que sean pero aún así comemos un alto porcentaje de alimentos poco saludables y rara vez hacemos ejercicio.

Welcome Fit 728x90

Si te ha servido este artículo ¡dale a me gusta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *