¿Cuáles y cómo serán las proteínas del futuro? - NutriBold

¿Cuáles y cómo serán las proteínas del futuro?

Analizamos algunas claves para conocer cómo será el futuro de la proteína como suplemento y fuente nutricional.

fuentes-de-proteinas-del-futuro

Las dietas ricas en proteína son una realidad en todo el mundo. La demanda de alimentos ricos en proteína es global, debido a que la proteína es un componente fundamental de la dieta. Sin embargo, hay varios factores a tener muy en cuenta para comprender el camino que sigue nuestra nutrición y descubrir cual puede ser el futuro de la proteína.

 

 

La demanda de proteína

La demanda de proteínas está creciendo en todo el mundo impulsado por las economías en crecimiento y una atención cada vez mayor en la salud. De hecho, el aumento del consumo de las fuentes de alimentos más altos en proteínas como la carne, las aves de corral y los productos lácteos se asocia a menudo con lo desarrollado que está un país. Sin embargo, hay un inconveniente de todo este mayor consumo de proteínas de la carne y lácteos. El mayor impacto sería en el medio ambiente. Según un informe de 2010 de la ONU, la Agricultura, especialmente la carne y los productos lácteos representa:

  • 70% del consumo mundial de agua dulce
  • 38% del uso total de la tierra
  • 19% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo

Si el consumo de la carne y los productos lácteos sigue creciendo al ritmo insostenible la población mundial en edad de crecimiento podría sufrir las consecuencias del hambre, la falta de combustible y el empeoramiento de los cambios climáticos.

Sustitución de la carne y los lácteos

El promedio de consumo de carne en países desarrollados es de 100 kg al año por persona, más del doble de las recomendaciones formuladas por las Guías Alimentarias. De hecho, los modelos matemáticos han demostrado que reducir y sustituir el consumo de carne y lácteos en un 25-50% por productos vegetales puede resultar en:

  • Reducción del 40% en las emisiones de nitrógeno.
  • Reducción de 25 a 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Reducción del 23% del uso de tierras agrícolas para la alimentación per capita.
  • Reducción del 40% en el consumo de grasas saturadas.
  • La mejora de los resultados en salud y la disminución de los riesgos de salud y el desarrollo de enfermedades crónicas.

Algunos sectores de la población en Europa y los EE.UU. ya han comenzado a limitar su consumo de carne roja, carnes procesadas y lácteos en los últimos años. Esto también ha coincidido con una creciente demanda de alternativas vegetales. Estas tendencias han sido alimentadas por una variedad de factores, entre ellos la salud, ética, económica y las preocupaciones ambientales.

El cambio del mercado de la proteína

Una mayor demanda conduce a una mayor oferta. Economía básica. A medida que más y más personas comienzan a cambiar a fuentes alternativas de proteínas, las nuevas modas van apareciendo por todo el mundo y estas son las 5 primeras:

 

1. Proteínas vegetales

Las proteínas vegetales llevan siendo populares desde hace un tiempo y han sido un elemento básico para vegetarianos y veganos como una valiosa alternativa a las proteínas a base de carne. Mientras que los frutos secos y las legumbres han dominado el mercado en general, tales como cacahuetes, almendras y productos de soja, estamos empezando a ver productos de proteínas vegetales provenientes de diferentes tipos de plantas. En los próximos 5-10 años, se espera ver más productos proteínicos a base de cereales y algas marinas junto con el crecimiento en el uso de otros tipos de proteína de frutos secos y proteína de guisante.

 

2. Estancamiento del comercio de lácteos

Si bien el comercio de carne ha crecido significativamente en las últimas décadas, el comercio de productos lácteos no está experimentando la misma cantidad de crecimiento. La demanda sigue siendo alta, gracias a ciertos países, así como un aumento en la demanda de suplementos de suero y caseína, sin embargo el crecimiento se ha estancado. Esto es principalmente debido a una mayor demanda de alternativas a los lácteos, además de un aumento en los consumidores que desean evitar la lactosa. Esto ha resultado en una mini explosión de alternativas a la leche. Mientras que la soja y la leche de almendras siguen siendo populares, también se incluyen:

  • Leche de coco
  • Leche de quinoa
  • Leche de avellana
  • Leche de espelta
  • Horchata de chufa
  • Leche de amaranto
  • Leche de teff

Sin embargo, los ingredientes anteriores no sólo son utilizados para producir leche, también están creciendo en su popularidad como ingredientes alternativos para aumentar la densidad de la proteína de un producto.

 

Los insectos constituyen más de una quinta parte de la biomasa animal. Es decir, si pesaras todos los animales en el mundo, incluidos los seres humanos, los insectos formarían el 20% de esa masa. Sólo la masa de las hormigas rivaliza con la biomasa humana. Tiene mucho sentido entonces que los insectos representen una solución lógica como una fuente más sostenible de proteínas para el mundo. Si bien la idea de comer insectos es rechazada por un buen número de personas, no se puede negar que los insectos son una gran fuente de proteína baja en grasa que ofrece una forma barata de solucionar el déficit de proteínas entre los grupos y las naciones más ricas y más pobres.

Aunque todavía hay más innovación que hacer, teniendo en cuenta que las tasas de conversión de proteínas de los grillos son en el momento similar a los pollos, se espera ver más productos de proteína de insectos “haciendo nido” en el mercado durante los próximos 10-20 años.

 

4. Combinando proteínas

Todas las compañías quieren reducir sus costes y una manera de reducir el costo de producción de un elemento de alto valor proteico es simplemente combinar fuentes de proteínas distintas. Muchas compañías ya lo están haciendo; utilizando proteínas de origen animal junto con otras de origen vegetal, así como diferentes proteínas vegetales para crear un producto más bajo en coste pero que sigue siendo alto en proteínas y tiene un sabor igual de bueno, si no mejor.

Los estudios ya han demostrado que la combinación de fuentes de proteínas ayuda a aumentar la síntesis de proteínas musculares sobre las fuentes de proteínas individuales. ¿El problema? Los consumidores todavía están atrapados en nociones bastante anticuadas como que las proteínas de origen vegetal y otras fuentes de proteínas simplemente no son lo suficientemente buenos para ofrecer el mismo tipo de resultados. Pero lo son, y cuanto antes la gente asimile esa idea, mejor será para sus bolsillos.

5. Carne cultivada en laboratorio

El “cultivo” de carne en un laboratorio ya no sólo pertenece al reino de la ciencia ficción. Ya se ha hecho y se convirtió en una hamburguesa, aunque a costa de 325000 dolares. Si bien es increíblemente caro en este momento, la mejora de la tecnología con el tiempo hará que sea más viable comercialmente. Habrá los problemas inevitables de la ética, la aversión, la religión, el gusto y la seguridad que se relacionan a las carnes cultivadas en laboratorio, pero podría ser una solución real a las necesidades de proteínas de una población en desarrollo.

 

Las tendencias de las proteínas en los suplementos

La naturaleza cambiante de los mercados de proteínas y las tendencias emergentes no sólo repercutirá en el bien de consumo de la industria en rápido movimiento, sino que va a afectar a todas las industrias de los alimentos y suplementos. Mientras que las proteínas de suero y caseína seguirán siendo populares durante muchos años más, la industria comenzará a adaptarse viendo aumentar las fuentes de proteínas alternativas, así como la combinación de diferentes proteínas.  Por lo que podremos esperar:

  1. Un mayor número de proteínas en polvo y otros suplementos de base vegetal
  2. La adición de proteínas de origen vegetal en suplementos de proteína láctea y animal ya existentes
  3. La aparición de nuevos y únicos suplementos de proteínas a base de algas, krill e insectos o proteínas de pescado.

El futuro de la proteína

La industria de la proteína está creciendo y cambiando rápidamente. Partiendo de la producción de proteínas de origen animal y derivados lácteos a las inversiones en proteínas de origen vegetal y otras alternativas, el panorama de cómo los consumidores satisfacen sus demandas de proteína será muy diferente en 50 años de lo que es hoy. Esto será debido a una variedad de factores que van desde el económico, el ético y el ambiental. Y no sólo va a golpear a la industria alimentaria, va a cambiar masivamente la industria de los suplementos para el deporte y la salud.

Así como cambiar tu rutina de ejercicio es una buena manera de salir de mesetas y ayudarte a alcanzar más ganancias, el cambio y la adaptación de tus hábitos dietéticos y suplementación pueden ser la solución para seguir el ritmo de las nuevas tendencias que nos esperan en un futuro cada vez más próximo.

Etiquetas
Welcome Fit 728x90

Si te ha servido este artículo ¡dale a me gusta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *